Belén Benito

Tuit, tuit… Doctor

El post de hoy se me ocurrió a raíz de dos “tuits” que leí a principio de esta semana en Twitter sobre el uso de las redes sociales en el ámbito sanitario y que han llamado mi atención.

El primero de ellos venía de la mano del blog Saluspot que daba cuatro claves para ser un buen médico tuitero 

tuit_tuit-doctor

No hablaba más que del sentido común del uso de esta red  pero aplicado a medicina, organizando cuatro conceptos clave para ser un buen médico tuitero, ya que para el usuario o “e-paciente” va a  tener el mismo valor y sentido que cuando nos sentamos delante de la mesa del médico y nos diagnostica.

Read more

How Tweet It Is!!!

Con este titular nos hacíamos eco el 14 de abril de que la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos adquiría el archivo de Twitter. ¿Y qué estaba haciendo yo en ese momento? Pues escribir algún que otro tweet y retuiteando esta misma noticia. Al cabo de unos segundos en mi timeline empezaron a surgir mensajes tales como: “hola Library of Congress“, “…esto para  tu archivo” y así sucesivamente…

Mi primer pensamiento en ese momento fue ¿Para qué? pero tampoco le di más importancia. Pero ahora pensándolo más despacio estoy en una contradicción de posturas.

Por un lado pienso que teniendo en cuenta que  twitter tiene 105 millones de usuarios y que se publican más de 50 millones de mensajes diarios…aquí hay mucha tela que cortar, es decir, ya sabemos que no todo lo que se publica es de calidad y con más razón la cantidad de infoxicación que cada uno generamos inconscientemente en nuestros perfiles dentro de esta red que está pasando a ser una de las más utilizadas. En esta parte me surgen muchas preguntas como: ¿Cómo se marca el límite a la hora de establecer los parámetros  de conservación de un archivo de este tipo? ¿Existen los límites o todo vale? ¿Se establecerán filtros de información? ¿Es viable todo esto?

Y por otro lado, estamos siendo partícipes de una revolución digital y como todas las revoluciones de nuestra historia hay que intentar conservar los datos, los momentos para poder contarlos cuando pasen los años, para poder escribir los libros de historia, de literatura y lo más importante de todo para estudiar e investigar nuestro comportamiento, intereses, etc.

Creo que quién publica un tweet es consciente de que es público a no ser que lo tengas protegido y sólo se lo muestres a tus seguidores, con lo cual, es tu responsabilidad de lo que hablas de lo que publicas. A mi personalmente, no me importa que todos mis tweets se vayan a quedar en la biblioteca del Congreso si con eso estoy ayudando a la investigación.

¿Y vosotr@s qué opináis?

Y ahora vuestro turno

En esta ocasión, mi foco de atención está centrado en vosotr@s, queridos compañeros de Web Social.

Después de tantas valoraciones, opiniones y aportaciones quizá sea esta y mi valoración propia las que más me están costando, la mía la dejo para el final para manteneros el interés hasta entonces.

No me gusta mucho la idea de ir nombrándoos uno por uno, pero es indiscutible y se merecen una mención especial los reyes de la asignatura, o bien se podía decir, Miss y Mister Web Social a Luis e Isabel que siempre han estado y están al pie del cañón. Recuerdo los primeros días y el primer fin de semana que fuese la hora que fuese en el timeline de #websoc11 siempre había algún tweet suyo y muy interesante, por cierto. Espero que no bajen la guardia después porque ya han emprendido un interesante camino. En este caso, os hablo de twitter porque ya os he dicho en alguna otra ocasión que es la red que más he seguido en esta asignatura.

Creo que la tónica general de la asignatura y por lo que he ido leyendo en los diferentes blogs de mis compañeros, al principio lo dimos todo en #websoc11 con tantas ganas que casi desbordamos twitter y facebook, jajaja. Entonces llegó  el momento saturación y  muchos bajamos la guardia, yo incluida, porque veíamos que que teníamos más cosas que hacer en nuestra vida que estar pendiente del timeline y del hashtag #websoc11. Algunos retomamos poco a poco el ritmo y otros, por diversas razones, no lo han hecho, una pena porque había aportaciones muy buenas, sobretodo, en algunos blogs.

Aparte de seguiros por twitter casi todo el tiempo y al tener  todo unido en hootsuite, en facebook también estaba pendiente pero me ha resultado más interesante por sus aplicaciones y como cada uno ha ido aportando su grano de arena, si bien en contribuciones propias o buscando soluciones a algunos problemas que hemos tenido.

A la hora de destacar los blogs, pues todos tienen algo especial que los distinguen unos de otros, aunque algunos coincidan en el mismo diseño, misma plataforma… diferentes widgets. Admiro mucho a las personas que se lo han tomado como algo más que una tarea de la asignatura y que han podido realizar algún post más aparte de los que marcaba el cronograma.

Y qué más os puedo decir que no sepáis…. Estamos en la recta final así que ánimo para tod@s y esperando también que esto sólo sea un punto y seguido para que sigamos nuestro camino en la Web Social.

Que tengo una reputación!!!…digital…

Cuántas veces hemos oído e incluso dicho la expresión… ¡¡Cuidado con lo que dices, que tengo una reputación!! Esta expresión se producía anteriormente en un proceso de comunicación oral, pero al igual que nuestra sociedad está cambiando hacia una sociedad cada día más digital, los procesos y los canales de comunicación lo están haciendo a la vez y mucho más rápido. Hemos pasado de mandar correos electrónicos a poner tweets o utilizar el servicio de mensajería interno de Facebook. Y con esto me refiero a los últimos cinco años, porque éste no es el caso en que os vaya a hablar sobre los antecedentes del proceso de la comunicación.

Pues bien, hoy os voy a contar mi análisis o mejor dicho control (monitorización) sobre una persona y/o grupo y/o institución para ver qué reputación digital tiene en los medios. Según el diccionario de la RAE, reputación es Opinión o consideración en que se tiene a alguien o algo.Pues bien, en este contexto digital cada vez más amplio es lo que ahora nos importa y dónde se nos está viendo, valorando y evaluando a través de tweets, retweets, blogs y demás. Como ya dije en unos de mis primeros posts ahora tenemos una responsabilidad social con lo que escribimos, que es de lo que se va alimentando nuestra reputación digital.

En este caso, he decidido ser un poco más específica en mi elección dentro del mundo de la documentación y he seleccionado a un documentalista que sigo desde hace poco vía twitter y a través de recomendaciones del todavía utilizado boca a boca. Él es Álvaro Cabezas documentalista especializado en Bibliometría y evaluación de la ciencia vinculado profesionalmente a la Universidad de Granada. En esta Universidad, pertenece a un grupo de trabajo sobre evaluación de la ciencia EC3 junto con otros profesionales como Daniel Torres Salinas.

Al principio no sabía muy bien por dónde empezar con esta tarea pero enseguida pensé en google y su sistema de alertas GoogleAlerts que ya había utilizado alguna vez. Intenté crearme varias alertas con los siguientes términos: Álvaro Cabezas, Álvaro Cabezas Bibliometría, Álvaro Cabezas Evaluación de la Ciencia. Con el primero no me llegó nada y con el último la entrada de su último post en su blog.

He de señalar que aunque es muy fácil la utilización de estas alertas si no defines bien los términos de búsqueda, puede que te encuentres con mucho ruido en tu correo que no tenga que ver con el tema de tu interés.

De las otras herramientas que se nos han recomendado en la asignatura, también he utilizado el buscador de blogs de google Blogsearch con lo que también he podido ver que primero aparece su blog personal y luego el blog de su grupo de trabajo de evaluación de la ciencia de la UGR.

Continúo haciendo comprobaciones en Gennio

para saber dónde se ha indizado esta persona. En esta página se pueden realizar las búsquedas por: web, usuario, institución y grupo. Haciendo la búsqueda por persona, me aparecen estos resultados:

En primer lugar, su ficha EXIT de profesional de la información y en segundo lugar, como miembro del grupo de trabajo. Los tags más comunes que se han utilizado son: alvaro cabezas y miembros del grupo. Como gennio permite hacer la búsqueda por grupos, hago la búsqueda por su grupo de investigación y no me sale nada relevante que tenga que ver con ellos.

La última de las herramientas y ya por curiosidad más que nada, primero por nuestro compañero Luis y después por varios de nosotros, el nivel de menciones, tweets, etc. con SocialMention me ha proporcionado los siguientes datos:

El tiempo de la última mención y el último retweet, el nivel de positividad o negatividad de sus tweets, que en su caso, la gran mayoría son neutros. Con un 48 % sus seguidores le mencionan, aunque con tan solo un 1 % de posibilidades de que reciba comentarios.

No estoy muy convecida con esta última herramienta porque #yoconfieso que la he probado en mi perfil (que ya explicaré con detalles en su post correspondiente) y no me parece muy objetiva para hacer una valoración objetiva de la calidad y de la reputación digital.

Según hemos visto, en la última lectura sobre reputación Online, este acceso libre que tenemos a los comentarios y a las críticas hace que cada vez haya un mercado de compentencia más grande y más perfento, es decir, que tenemos que ser conscientes de la calidad de los contenidos que compartimos y creamos para no caer en el olvido y el desinterés. Neutralidad.

 

Primera aportación

Aunque tarde pero segura comienzo mi andadura en esta nueva asignatura del Máster en Bibliotecas y Servicios de Información Digital de la Universidad Carlos III de Madrid. ¿Por qué web social? Aparte de mi interés personal por descubrir todo lo que se mueve en los medios sociales, creo que es un campo en constante desarrollo y descubrimiento al que los profesionales de la información podemos sacarle muy buen provecho tanto a nivel profesional como a nivel personal.

Lo que espero de esta asignatura… es conocer de forma más profunda las herramientas más eficaces de la web 2.0 para que pueda hacer un buen uso del que hasta ahora vengo haciendo así como la experiencia de compartir conocimientos y opiniones  con el resto de mis compañeros.

Mi uso real de estas herramientas, qué voy a decir yo… perteneciendo al proyecto colaborativo de Biblogtecarios donde lo que encontramos son diferentes bitácoras de profesionales de la información que buscamos compartir noticias y opiniones sobre nuestro mundo. Aquí ya estamos haciendo uso de lo que se llama inteligencia colectiva con la idea principal de crear un entorno colaborativo, dentro de una las características de la web social.

Personalmente, lo que más utilizo es Twitter como herramienta de comunicación diaria, le sigue Facebook dónde también suelo reseñar alguna noticia y dónde estoy en contacto con mis amigos y de vez en cuando subo alguna foto que quiera reseñar pero poco más. Tengo un perfil en Tuenti pero casi nunca lo utilizo y el que ahora estoy actualizando más a menudo es mi perfil en Linkedin que lo abrí hace unos años. Como me considero curiosa de todo, siempre ando investigando otras redes, tengo pendiente abrir un perfil en about.me. También tengo muy en consideración las recomendaciones que me hace la gente así cómo todo lo que me encuentro en Twitter, que como ya os he dicho lo utilizo bastante. Sigo a varios blogs sobre el mundo de la documentación así como de otros temas que me puedan ser de utilidad a través del lector de RSS de google.

Así que mi objetivo, como supongo que es el de todos mis compañeros en esta asignatura es aprender y compartir mucho en #websoc11

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll To Top