Belén Benito

Volver a la esencia

Este post lleva en borrador años …. y nunca he encontrado el momento adecuado de publicarlo, no por nada en especial, sino porque siempre llevaba mi blog “a cuestas” sin saber muy bien como orientarlo e igual ahora tampoco es buen momento, pero ya no me importa tanto cómo orientar mi espacio web, sólo me apetece escribir y que todo fluya…

(Texto original editado) Llevo unas semanas años dando vueltas a un mismo tema y no sabía cómo expresarlo, así que he decidido desempolvar mi sitio web, que sé que hace meses años que no toco y que si lo tuviese más activo, tendría mejor posicionamiento y todas esas cosas… pero señores, eso lo hago hacía antes a diario y conmigo misma me da mucha pereza.

El título del post viene a colación de buscar dentro de uno mismo para volver a encontrarse ¿Y por qúe digo yo esto? Porque eso es precisamente lo que me ha pasado que me está pasando desde hace mucho tiempo.

En nuestra vorágine del día a día, casi no nos damos cuenta de que a veces, por las circunstancias, dejamos de lado cosas que nos gustaba hacer  o  que ya no podemos hacerlas o no lo conseguimos o encontramos la excusa perfecta (y no hablo del deporte jeje) y que realmente son las que necesita nuestra alma para equilibrar ese día a día.

(Aquí lo nuevo) Un día mi cerebro hizo clic y dejé de ir por la vida con el piloto automático (sé que de esto se habló por Twitter pero no recuerdo el hilo). Empecé a ser consciente de todo lo que hacía en mi día y día y de lo que me aportaba y no me aportaba y no se crean que me convertí al mindfulness ni nada de eso, porque de las cosas que se me dan mal en la vida incluyo la meditación, soy incapaz. Marcada por una circunstancia personal hizo que todo cobrara un sentido secundario, es decir, trabajo, colaboraciones, etc. 

Y cuando tu vida está totalmente patas arriba, me tuve que perder para volver a encontrarme, que aunque suene tópico, en mi caso fue así. 

Perderse en Egipto, mayo de 2019

No hay nada mejor que poner fin a una etapa que marcando un antes y un después, como viajera que soy, no pudo ser en mejor destino.

Llegué renovada, con fuerza y con otra luz y eso fue la clave hasta llegar a mi actualidad donde he vuelto a mi esencia o por lo menos así lo siento. A pesar de estar en un aprendizaje continuo, aprender a vivir con heridas que jamás se cerrarán … siento calma.

Rodéate de gente que te valore, que te quiera y que te apoye,retira de tu cabeza lo que no te aporte nada porque al final todo fluye…

2 thoughts on “Volver a la esencia

  1. Que tras ese pequeño lapsus. todo fluya.
    Nos sometemos a la vida, a las obligaciones de todos los días, al final todo se convierte en una rutina de obligaciones que nos remiten sin remedio y otras que nosotros provocamo, ssin poder valorar, saborear la vida ni descansar.Me alegro que hayas llegado a ese click y que hayas encontrado la luz.

    Espero llegar a ello también y que no tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll To Top